Reformas en casa » Guía para reformar el baño » Mamparas de ducha: lo que debes tener en cuenta para planificar la reforma de tu cuarto de baño.

Mamparas de ducha: lo que debes tener en cuenta para planificar la reforma de tu cuarto de baño.

Llega la hora de reformar tu baño, lo tienes todo claro: la nueva distribución, los modelos de sanitarios a instalar, los revestimientos del suelo y las paredes, la nueva placa de ducha, etc. y la mampara para la ducha es un elemento que también debes tener en cuenta a la hora de planificar la nueva distribución de tu cuarto de baño para evitar futuros problemas tanto de funcionalidad como de instalación.

Además, hasta que no tengas instalada la mampara de ducha tu baño no será totalmente funcional.

En la actualidad existen en el mercado un amplia variedad de mamparas para la ducha ↗️ como podrás consultar en el catálogo del enlace anterior.

Dispones de multitud de posibilidades de elección, tanto de materiales, forma y sistema de apertura, pero no todas van a ser válidas para ti ya que la distribución de tu cuarto de baño va a ser la que condicione el acceso a la placa de ducha.

A continuación te enumeramos todo lo que debes tener en cuenta para evitar problemas a posteriori.

1.- Disposición del cuarto de baño

Como hemos comentado antes, la distribución de los sanitarios en el cuarto de baño y los muebles auxiliares son los que van a condicionar el acceso a la placa de ducha, por lo que también van a condicionar el sistema de apertura de la mampara.

Si tu baño es rectangular lo más habitual es que los sanitarios estén dispuestos en línea y situados en la misma pared con la ducha al fondo por lo que lo más lógico será que accedas a la ducha por el lado opuesto.

Dependiendo del ancho de tu cuarto de baño podrás situar una mampara frontal con la opción de disponer de una parte fija en el lado de los sanitarios y de una puerta corredera o abatible dependiendo del espacio del que dispongas.

Por el contrario, si tu baño es más o menos cuadrado lo más habitual es que los sanitarios están colocados en paralelo o enfrentados y en este caso lo más lógico será que accedas a la ducha por el centro, por lo que la mampara podrá estar compuesta por uno o dos fijos laterales y una o dos hojas centrales correderas o incluso abatibles.

Sanitarios en línea y enfrentados, en la distribución de un cuarto de baño
Sanitarios en línea y enfrentados, en la distribución de un cuarto de baño

2.- Apertura de la puerta de la mampara

Existen dos sistemas de apertura que son lo más comunes, los sistemas abatibles y los de corredera, aunque también podemos encontrar sistemas pivotantes y plegables aunque no son los más habituales.

En cuanto a las ventajas e inconvenientes de cada uno de ellos podemos decir que las mamparas de puertas abatibles aunque requieren de mayor espacio su limpieza es más cómoda y necesitan un menor mantenimiento.

Las mamparas de puertas correderas no requieren de espacio extra pero su limpieza es un poco más complicada, además requieren de un mayor mantenimiento de los rodillos del sistema de deslizamiento.

Las mamparas de puertas abatibles se pueden abrir hacia el exterior o hacia el interior de la ducha por lo que debes tener previsto lo siguiente:

  • Hacia el interior: Que no interfiera con la ducha o columna ni con alguna estantería interior. Lo más normal en estos casos es colocar un fijo en la zona de agua y la puerta abatible en el otro extremo.
  • Hacia el exterior: Además de no interferir con algún aparato sanitario o mueble auxiliar no debe interferir ni debe poder golpearse con algún toallero o gancho colgador. Ten en cuenta también la disposición de los toalleros si la puerta va a abrir hacia el exterior.

3.- Ejecución de los revestimiento en paredes

Debes tener previsto en qué puntos de la pared van a ir colocados los perfiles de anclaje lateral de la mampara para que en esas zonas los revestimientos queden totalmente lisos de manera que no tengas problemas para fijar dichos perfiles.

Debes evitar elegir revestimientos con cierto relieve ya que impedirán que los perfiles queden totalmente pegados a la pared y el sellado de los huecos que se formen puede ser complicado para asegurar la total estanqueidad en los laterales de la mampara.

En esa zona debes evitar colocar algún tipo de cenefa con relieve, ya que si lo haces, posteriormente deberás cortarla para poder ajustar correctamente los perfiles.


Por último y a manera de conclusión, en nuestra web hemos insistido mucho en lo importante que es la planificación previa a la hora de enfrentarnos a una reforma en casa y esperamos que este artículo te haya sido de utilidad y aclarado algún aspecto que no hubieras tenido en cuenta.